La Importancia de cambiar malos hábitos.

Actualmente esta muy arraigada la frase: “yo soy así” como excusa para no cambiar malas actitudes o malas practicas, es por eso que a diario se encuentran en la calle personas con todo tipo de problemas de comportamiento, de salud y de humor. 

Los malos hábitos no solo afectan a la persona que los pone en práctica, sino que indirectamente afectan a las personas que pertenecen a su círculo social logrando en muchos casos alejarlas. De ahí que sea importante cambiar malos hábitos no solo para mejor la calidad de vida propia, sino la de quienes se preocupan por su bienestar. 

Algunos malos hábitos muy habituales y bastante desagradables pueden incluir: el tabaquismo, el alcoholismo,  poca higiene y hasta la impuntualidad. Quizás estos hábitos varíen de gravedad de uno en uno y algunos sean difíciles de creer como por ejemplo, el mal hábito de no tomar agua o el de acostarse tarde revisando las redes sociales, pero independientemente de su gravedad son un problema individual y social. 

Cambiar estos malos hábitos y convertirlos en habitos que sean positivos y agradables no es una tarea sencilla pero este cambio lleva consigo una gran recompensa. Al cambiar estos hábitos te transformas en una mejor versión de ti que los demás amarán.